• Español
  • English
  • Implantes-dentales-2000x800

    Come, ríe, habla y besa con
    seguridad y dile adiós a
    las prótesis removibles


    Con los implantes dentales dile adiós
    a las prótesis removibles

    Solicite información aquí

Implantes Dentales

Muchas personas han perdido dientes naturales por causa de caries extensas, enfermedad periodontal, accidentes, etc. Las repercusiones de no tener una dentadura completa no son solo estéticas sino también funcionales. El ser humano necesita de una dentadura en correcto funcionamiento para llevar a cabo la masticación, el primer paso de un proceso vital que es la digestión.

Pero tal vez el mayor impacto que puede ocasionar la falta de dientes en una persona es el emocional. Existen muchas personas que han vivido “resignadas” a utilizar dentaduras postizas o prótesis removibles con ganchos antiestéticos. Esta situación afecta la calidad de vida de un gran número de personas, que sienten inseguridad, temor, incluso vergüenza. Si usted es portador de prótesis removibles (parciales o totales) los implantes dentales pueden cambiarle la vida.

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes son sustitutos artificiales de los raíces de los dientes naturales. Con ellos, podemos restituir la función y la estética de la manera más cómoda y conservadora que hay.

Tú puedes ser candidato a implantes dentales si:

  • Te faltan dientes y no eres portador de ningún tipo de prótesis (fija o removible).
  • Si eres portador de uno o más puentes fijos pero no te sientes cómodo con ellos, por estética o porque te resulta difícil limpiarlos por debajo.
  • Si eres portador de prótesis removibles o dentaduras completas y quisieras una solución sin ganchos, fija, que te permita comer con seguridad y comodidad.

Conoce aquí a nuestros especialistas en Implantes Dentales

Preguntas Frecuentes

¿De qué está hecho un implante?

Un implante es una raíz artificial de titanio, un material 100% biocompatible.

¿Cómo se coloca un implante? ¿Es doloroso?

Los implantes se colocan mediante una cirugía menor con anestesia local, de forma que no hay dolor. Algunos casos son más complejos que otros pero por lo general se trata de una cirugía ambulatoria que tarda una hora o dos. La recompensa: dientes fijos con los que puedes masticar y reír cómodamente.